DESTELLOS DE LUZ

m.destellosdeluz@gmail.com

Correo


Amada Madre Kwuan Yin , Diosa de La Misericordia y Perdón

YO SOY invocando, tu presencia en mi , en mis seres amados y en la humanidad.

Derrama tu Luz Violeta de Misericordia y Perdón sobre cada rincón del Planeta.

Gracias, Gracias, Gracias

domingo, 8 de abril de 2012

Los elementos: Tierra, Aire,Fuego, Agua




The Earth, The Air, The Fire, The Water, Return







The earth, the air, the fire, the water 

Return, return, return, return 

The earth, the air, the fire, the water 
Return, return, return, return 
ae, ae, ae, ae 
aio, aio, aio, aio 
ae, ae, ae, ae 
aio, aio, aio, aio




Los seres humanos han alimentado sus creencias mágicas desde antes del comienzo de la historia.

Una de las creencias predominantes es que ciertos componentes básicos, llamados elementos, residen en el núcleo de toda creación, y que todas las cosas contienen las propiedades de uno o más de esos elementos.

Se cree que cada cosa que existe en la creación tiene un elemento principal que rige o gobierna sus características internas y externas por encima de todos los demás.

Esas enseñanzas elementales figuran entre las primeras lecciones que se enseñan a los recién llegados a la magia.

Al conocer las propiedades elementales de cada objeto y saber cuál es el elemento que lo regía, nuestros antepasados descubrieron que podían conectar con toda la creación en un nivel íntimo, utilizando esa conexión para ganar conocimiento espiritualmente avanzado y manipular las cosas para trabajar a voluntad.

En otras palabras, podían usar los elementos para hacer magia.

Los elementos son la tierra, el agua, el fuego y el aire.

Puesto que son parte de toda creación, existen en los mundos visible e invisible, aglutinándose en un quinto "elemento" que conocemos como espíritu, que está en y se compone de todos los elementos.

Esta unidad de los elementos en espíritu nos permite utilizarlos para atraer los poderes de los mundos invisibles hacia nuestro mundo físico, ¡una definición de magia en su forma más básica!

Los elementos unidos forman el círculo completo de la magia, que simboliza nuestro lugar en la rueda en continuo movimiento de la eternidad y la totalidad.

Tierra:

Fertilidad, embarazo, prosperidad, conexión con la tierra, estabilización, niños, dinero, siembra, crecimiento, el hogar, cosecha, animales domésticos, ganado, serpientes, animales de madriguera, objetos enterrados, danza, muchas piedras, magia de las imágenes

Éste es el último y el primer elemento en el círculo de la energía.
De a tierra provenimos y a ella debemos regresar.

Es el elemento de la nutrición, de la seguridad, la protección, la estabilidad y la disciplina. 


Trabajar con la tierra implica tener paciencia para esperar tranquilamente el momento en el que las cosas surjan.
Los bosques, las selvas, las playas o los desiertos no se formaron en un día; el crecimiento requiere de tiempo, Constanza y perseverancia.

Cuando despertamos a los seres elementales de la tierra en nuestro interior estamos creando un espacio fértil, pacífico, seguro y nutricio en nuestra alma. 


Es un oasis en medio de la confusión, la rapidez y las exigencias de la vida actual; un lugar al cual poder acudir cada vez que necesitemos un poco de seguridad, alimento y estabilidad. 


Agua:

Alumbramiento, embarazo, limpieza, transformación interior, esfuerzos psíquicos, adivinación, purificación, las emociones, amor romántico, manifestaciones del espíritu, muerte, renacimiento y exploraciones de vidas pasadas

Es el elemento de los sentamientos, las emociones, el amor, los sueños, el inconsciente y el poder de la intuición. 

Nos habla del corazón mismo del ser humano; de los deseos y temores ocultos en el fondo del lago.
Trabajar con el agua es atrever a sumergirnos y descubrir lo que hay en el fondo de nuestro corazón
Es dejarnos llevar por la intuición y percibir los sutiles cambios de la naturaleza.

El elemento agua está relacionado con la inspiración espiritual, con la meditación, los estados de trance y la imaginación creativa.
La literatura , los cuentos y la pintura nos ayudan a entrar en contacto con el elemento agua, percibiendo la realidad de diferentes maneras.

Cuando despertamos a los seres elementales de las aguas en nuestro interior estamos creando un lago mágico al cual acudir a pedir deseos, hacer consultas, pedir orientación mágica y espiritual; enfrentar a los monstruos que duermen bajo el agua y observar nuestro reflejo. 


Fuego:

Transformación profunda, protección, empleo, asuntos legales, destrucción/construcción, interpretación, pasión, guerra/conflicto, valentía, fuerza/vigor, sexo, magia sexual, resistencia, lujuria, limpieza y exorcismo/expulsión

El elemento fuego nos trae la fuerza, la valentía, el coraje y la pasión por la vida.

Es la energía en acción que nos motiva a levantarnos cada mañana y comenzar a trabajar.
El fuego interior nos impulsa a buscar nuevos caminos, a enfrentar nuevos retos y correr riesgos. 

Cuando trabajamos con el fuego nos sentimos vigorosos, entusiastas, optimistas y creativos.
La danza activa al elemento fuego, nos conecta con la alegría de vivir y con la fuerza interna.
El fuego puede convertirse en una experiencia avallasadora, arrebatada y desenfrenada. 

La naturaleza inesperada del fuego nos impulsa a guiarnos por nuestros instintos, actuar sin pensar y lanzarnos a la a ventura sin medir las consecuencias. 

Cuando despertamos a los seres elementales del fuego en nuestro interior estamos creando un fuego sagrado que nos calienta, reconforta y reanima a continuar la jornada cuanto estemos exhaustos.
El fuego interior se convertirá en una antorcha que nos guía y nos llene de valor y coraje cuando nos sintamos temerosos y confundidos. 



Aire:

Intelecto, estudio, escritura, los ancianos, viaje astral, comunicación, música, sonido, variabilidad, magia de la meteorología y generación de poder

El elemento aire es el encargado del pensamiento y la palabra; nos inspira y aconseja y agudiza nuestra mente.
Los grandes descubrimientos, los inventos y las creaciones musicales fueron inspirados por el elemento aire. 

Su vehículo son los vientos, las fragancias y las notas musicales. Evocan en nosotros recuerdos ancestrales y nos llevan a encontrar nuevas realidades
Todo cuanto existe tuve que ser pensado primero para cobrar vida posteriormente en el plano físico. 

El aire es el elemento de las ideas, la elocuencia, el movimiento dirigido hacia metas claras, la comunicación verbal y escrita.
Cuando despertamos a los seres elementales del aire en nuestro interior, estamos creando un espacio para escuchar y ser escuchados; es el eco den la cima de una montaña que nos revitaliza inspira con su aire freso. 

Trabajar con el elemento aire nos permite aclarar nuestros
pensamientos, dejar fluir las ideas y soñar despiertos. 


1 comentario:

  1. Querida Mercedes muchas felicidades por tu articulo, me ha gustado mucho. Namasté

    ResponderEliminar

Reiki Symbols

Marta: mascota virtual


Si Tu Honras el Universo que Habita en Mí, y Yo Honro el Universo que Habita en Tí, ya no Somos Dos, sino UNO